Buscar este blog

Cargando...

jueves, 11 de noviembre de 2010

la imagen perfecta


Gracias es lo que hoy sale de mí
Gracias porque de alguna forma las palabras
Que yo tanto respeto
Me rodean y alejan de todo lo que quiero

De lo que necesito
De lo que a mi corazón le hace falta
Jamás pensé 
Que podría encontrar consuelo en la palabra de un distante amigo

me sentía triste y sola sentada en aquel tren, mientras sin poder luchar me alejaba de un hombre que amaba y que me amaba, el corazón se me partía, y aunque sabía que el  dolor nunca se iría si no que se iría mesclando con el tiempo y los días, me sentía desdichada, pues sabía que al desmontar del tren nada más que soledad me estaría esperando en la terminal, recordaba como único consuelo aquellos días de nuestros primeros encuentros,  la primera vez que lo vi, la vez que lo conocí, llevaba un gabán negro encima de su traje impecable y al parecer nuevo, según lo que el mismo me conto después en nuestras noches de mas intimidad, el era hijo de un hombre muy influyente, rico y respetable de la zona, y que según yo pude apreciar una vez lo conocí, honorable y servicial, su madre era una mujer muy hermosa y educada, toda una dama, de cabellos castaños como....como Frank, era delicioso verlos pasear por el jardín hablando de una infinidad de cosas, parecían y eran los mejores amigos, mas no por llevarse de aquella manera con su madre se llevaba de peor manera con su padre, el era feliz siendo el mayor de sus 4 hermanos, siendo el que siempre tenía que responder en caso de que su padre no lo hiciese, era servicial como su  padre, educado y caballeroso como su madre le había ensenado a ser.

aquel dia según recuerdo, me encontraba sentada en mi estrecho patio delantero debajo del único árbol que crecía allí, y para el único que había espacio, pues era solo un pequeño cuadrado de hierba fresca con un árbol que crecía en frente, no había que dar muchos pasos para llegar por fin a la puerta, pero en aquel verano ese era el mejor lugar para leer tranquila, yo vivía sola con mi padre, en una pequeña casa, con una ama de llaves y una sirviente que además era cocinera, no era un misterio que mi padre tenía deudas a causa de nuestros gastos mensuales, gastos modestos pero que amontonados en una cuenta hacían una gran diferencia a la hora de pagar, también tenía problemas de salud lo que nos complicaba un poco las cosas, aquel dia me encontraba sentada concentrada en mi lectura cuando de pronto escuche un rin tin tin en las verjas, al subir la mirada me encontré con su relajado porte y sus ojos serenos, su sutil sonrisa y su traje de caballero.
-disculpe que desea -le dije al  cabo de un rato de estarlo mirando con curiosidad
-vengo a ver a su padre...es usted la hija del señor.......
-si...pero mi padre no se encuentra en estos momentos....tardara más o menos 1 hora  en llegar....si desea puede esperarlo-le dije algo sonrosada con la idea de tener que atenderlo yo
-no bueno....si no le molesta me gustaría saber qué libro lee?- me dijo con una sonrisa que nunca olvidare, parecía la de un niño travieso que sabe que se ha metido en un terreno peligroso pero divertido, de inmediato le respondí de que libro se trataba al ver la mirada de desconcierto en su cara deduje que no sabía de lo que yo le estaba hablando por lo que le pedí que entrara
-le pareceré un tonto-me dijo después que se acomodaba cerca de mí en el patio, parecía una lástima que se ensuciara su traje limpio y de inmediato me pare para evitar que lo intentara.
-pero señor se ensuciara usted su traje
-no te preocupes el traje es lo de menos...usted parece cómoda aquí, en realidad solo vine para probar porque....siéntese por favor-me dijo al ver que yo no volvía a mi antiguo sitio
-entonces no vino usted por mi padre?
-si...pero sabía que él no estaba....le he preguntado a un niño de aquí cerca y me dijo a qué hora salió, pero como no quise dar un viaje en balde, vine a ver porque se siente usted tan cómoda aquí....
-es solo que en este lugar... en este lugar hay muchos recuerdos sabe?.... aquí en este pequeño cuadro de césped mi familia cuando era numerosa ha vivido muchos momentos de felicidad de tranquilidad, que ahora no volverán a repetirse, sentarme aquí es como revivirlos para mi sola, 
-comprendo....es un lugar preciado he importante...pensé...que usted se sentaba aquí por la simple idea de que es un buen lugar es aireado y acogedor a la vez...pero veo que me limite solo a los aburridos hechos -agrego en tono de broma, y me sonreía como si se hubiera dado cuenta que aquella evocación de mi pasado me hubiera hecho entristecer de pronto.
nuestra conversación se hizo tan interesante que me sorprendí cuando llego de pronto mi padre y la interrumpió, que hasta llegue a preguntarle la hora para cerciorarme de que no me había equivocado, mi padre y el joven caballero tuvieron su entrevista y si bien la cara de mi padre no mostraba alegría , se notaba tranquilo, el joven volvió varias veces por mi casa, y nuestro trato se hizo más frecuente, hasta que llegamos a un punto en que ambos atesorábamos aquel pequeño patio por ser un testigo mudo y estático de nuestras largas conversaciones, sucedió que a diferencia de mí que me sentía mas viva y feliz  tras cada visita del joven caballero, mi padre aumentaba sus preocupaciones y su salud empeoraba.

en un giro inesperado mi padre murió, y yo pase a tener todas sus deudas, sin poder hacer nada por saldarla, aunque mi querido Frank se ofreció después a ayudarme con ellas, yo le pedí por escrúpulos que no lo hiciera, mas sin poder evitarlo inexperta como era debí aceptar su ayuda, pidió mi mano en matrimonio y me llevo a vivir a su casa, todos me recibieron a pesar de mi humilde origen con la mejor de las caras,  y pronto me hicieron sentir cómoda y en casa, un dia comencé a notar que Frank, ya no era el mismo de antes , se mostraba conmigo impasible y perdido, como si de alguna forma fuera una soga en su cuello que no lo dejara volar más alto, me atreví a seguirlo una vez y descubrí que se mostraba muy atento con una señorita también de familia influyente como la suya, y no pudiendo soportar aquello decidí romper el compromiso tomar un tren muy lejos he irme sin dar mas explicación,  sabia que perdería el respeto de su familia pero no podía dejarlo vivir una vida que él no deseaba vivir....

Y ahora me encuentro en este mismo tren, esperando poder sobrevivir sola, que horrible idea la que me ronda la cabeza, pues no hay puertas salvadoras por ahora, solo puedo ver un futuro gris que se extiendo ante mis ojos como la única opción para mi, y ahora que el tren se detiene en mi nuevo destino, me pregunto, donde iré ahora?...
-Emma!-dijo de pronto una voz masculina no muy lejos de mi-Emma....que...porque te has ido de esta manera
-Frank!...que haces aquí?-le respondí sorprendida después que él se me acerco y me abraso con fuerza-debo irme por favor déjame ir
-no hasta que me expliques porque te fuiste así de esa manera-y sin poder ya mas conmigo misma le dije todo lo que había visto, su comportamiento conmigo y con aquella desconocida, su estado de ánimo inaccesible que me hacia entristecer-pensé...que era lo mejor...así podrías comenzar de nuevo-termine de decir en un hilo de voz
-como?-me pregunto mientras intentaba reprimir su carcajada, yo sorprendida lo mire aun muy triste, como era posible que se burlara a así de mi?-déjame explicarte por favor-dijo ya más sereno
nos sentamos entonces en un banco y allí me explico que aquel estado de ánimo se debía a un trato que no había podido cerrar me explico que todo era por su trabajo y que las atenciones con aquella señorita se debían a que de aquella señorita dependía cierta ayuda para un hombre amigo suyo que lo conocía y le había pedido así su ayuda, se extendió mas en detalles que ahora no recuerdo y me dijo-tu eres la única mujer con la que he experimentado cambios que ninguna otra había provocado en mi , eres la única que me ha hecho hablar por horas y sonreír hasta que así me doliera la boca, tengo recuerdos contigo que nadie más puede repetir ni en el más astuto y talentoso relato, eres única para mi, y espero yo ser único también para ti, se que en estos días no me he mostrado ante ti como debía, pues debí habértelo explicado pues se de sobra que lo hubieras entendido, pero...me daba miedo aburrirte con mis problemas cuando sabia que tu no podías hacer mucho por ayudarme, quería evitar que te sintieras inútil ante mis problemas, pero en cambio yo siempre tan tonto te he subestimado...perdóname...te prometo que no volverá a pasar, seré un libro abierto para ti, te permitiré pues se que no lo he hecho  todavía , conocer hasta el lado más oscuro de mis adentros lados que incluso a mi me asquean, no soy perfecto....y tampoco creo que ningún amor lo sea
Fenixlit

4 comentarios:

  1. la base de un amor es la confianza total..... somos uno al amor y al batallar por ello nos hacemos uno en todo.... ante lo dificil la alegria la calma y momentos dificiles sea cual sea mismo sabiendo que hacer siempre es bueno escuhar la opinion del ser amado... ante cualquier evento mismo sea vano..la comunicacion es la base... felicidades por tan lindo texto que deja mucha enseñanza .... mi querida amiga.

    lindo fin de semana
    abrazos de corazon

    saludos

    gracias miles por iluminar mi cielo con tus lindos comentarios....

    ResponderEliminar
  2. Me gusta como escribes,
    Muchisimo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. El amor, no significa perder la libertad que guarda tu esencia personal y cultivada en la soledad; es compartir unidos lo que cada uno fue en su independencia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. estoy totalmente de acuerdo contigo....:)

    ResponderEliminar

Algunas veces hay que decidirse entre una cosa a la que se está acostumbrado y otra que nos gustaría conocer(paulo cohelo) y a eso le sumo estarias dispuesto a cambiar de rumbo por unos minutos