Buscar este blog

Cargando...

lunes, 29 de agosto de 2011

ORILLAS AMARILLAS



era lunes, un lunes soleado y plagado de nubes, oloroso a sudor, deberes y trabajo, lleno de muchas cosas que la final terminaron por no ser tantas, me sentía yo relajada tranquila pero entusiasmada, deseando que la sonrisa que se me escapaba por los labios, sobreviviera a las horas del lunes, de pronto me sorprendió la visita inesperada de una mariposa blanca, no tan grande ni tan pequeña, si no del tamaño justo para verle las orillas amarillas que hacían contraste con el blanco puro de sus alas.


ahí estaba metida en mi habitación revoloteando de aquí para allá, tratando de escapar por donde mismo había salido, yo me encontraba sentada frente al computador, tratando de terminar con algo que habia empezado, habia estado concentrada por lo que me sorprendi cuando entro abruptamente por la ventana
- que vienes a traerme hoy?- le dije como si ella pudiera escucharme
- con quien hablas?- me respondio mi hermano entre risas
- con nadie- le dije igualmente entre risas


poco después recibí un mensaje en el correo que terminó por devolver mi atencion a la pc, volvi de nuevo a la historia que ya casi acababa, solo le faltaba un buen final....y si el final no fuera mas que un nuevo comienzo...y si el comienzo  no fuera mas que un final...todo dependia


fenixlit

2 comentarios:

  1. Igual ahora los principes se presentan con forma de tierna mariposa en vez de rana.
    Si tienes que darle un beso para comprobarlo, ten cuidado con las escamas microscópicas que recubren su delicado cuerpo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hello! My first visit, will visit you again. Seriously, I thoroughly enjoyed your posts. Congrats for your work. If you wish to follow back that would be great I'm at http://nelsonsouzza.blogspot.com
    Thanks for sharing!
    Saludos!!!

    ResponderEliminar

Algunas veces hay que decidirse entre una cosa a la que se está acostumbrado y otra que nos gustaría conocer(paulo cohelo) y a eso le sumo estarias dispuesto a cambiar de rumbo por unos minutos