Buscar este blog

Cargando...

sábado, 31 de diciembre de 2011

Leña ^.^




el fuego crepitaba como si nunca fueran a desaparecer las llamas, subía y bajaba, cambiaba de rojo a naranja,  bailaba como nunca entre los troncos que le servían de alimento, mientras yo lo  veía bailar el mismo vals una y otra vez sin cansarme, como si hubiera algo de hiptonico en su baile,  mientras pensaba en el que se iba y el que estaba por llegar, cuantas cosas había vivido con el, cuantas cosas aun me faltaban por hacer. 
- recuerdas que hace un par de meses aun tenia miedo de  aquel escritorio?- le dije de pronto antes de que tomara sus maletas
- recuerdo que despues te animaste y lo superaste...ahora no te despegas de el, has creado mundos con en ese escritorio junto a los hijos de esa hoja blanca que empezo siendo tu mayor desafio- respondio sin moverse de su sitio
- tambien recuerdas la historia de esa pintura que adorna la chimenea- le dije entre sonrisas, pues el recuerdo que me suscitaba me daba gran alegria
- recuerdo que viajaste a aquel pais que tanto te facinaba, lograste una de esas metas que tanto deseabas, recuerdo que cuando lo compraste no te llevaste mucho de opinon, pero al final conociste los frutos de llevarte de tu intucion...conociste a alguien que te brindo tantas sonrisas como recuerdos ..supongo que aunque pagaste demasiado por el al final valio la pena no es asi?- me dijo acomodandose el gaban y dirigiendose a la puerta.

- no te vayas todabia...aun tengo cosas para recordar- le dije sentandome en el sillon, tratando de esconderle tras mi sonrisas el pesar que me daba el tener que verlo partir
- no te entristesca- dijo mientras se me acercaba, tomaba mis manos entre las suyas y me miraba con tanta ternura como puede sentir un padre- ya veraz que cuando regrese podremos hacer muchas mas cosas, sin embargo la 12 se acerca y yo tengo que irme...sabes que si me quedo no podras continuar la historia que empezaste en aquel viaje, no podrás visitar otro lugar, tampoco podras comprar otro cuadro, no podrás cumplir otra meta, quedaras suspendida en el tiempo de las cosas que jamas harás, pues a mi me busca un enemigo peligroso del que ni tu ni yo nos libraremos jamas, pero el que nos busca  a ti te permite  mas tiempo de a mi, nos veremos otra vez, solo que hasta ahora mi tiempo se acabo.

faltaban solo minutos para que el reloj marcara las 12, solo minutos desde que se había marchado y salido por la puerta, cuando escuche  al mundo entero proclamar la algarabía del ano nuevo,  el nuevo comienzo, un nuevo lienzo , nuevas hojas, nuevos libros, la continuacion de mi historia, muchas cosas habían pasado ya, y por ellas tanta alegría sentia al mirar atras, las que no recordaba con el mismo gusto, podia verlas desde lejos como un escala mas, situaciones que me habían ayudado a crecer y a llegar a donde me encontraba, desde mi ventana, por donde brillaba el brillo de los fuegos artificiales, que cubría el cielo negro y desolador con destellos de colores,  recordaba mis errores de aquel ano  con el mismo orgullo  que mis aciertos, recordaba a las personas que tanto me habian lastimado como a las que me habian dado  tantas sonrisas con la misma intesidad,  recordaba mis viajes de aqui para allá, alla para aca,  cerca y lejos, con tanta anoranza como siempre que los recordaba,  y justamente los mismo motivos que me hacian mirar hacia atraz, me daban fuerzas para continuar y emocionarme por las cosas que aun podian pasar.

el fuego seguia su vals, siempre arriba, siempre abajo,  primero rojo, luego talvez naranja, alimentandose sin piedad de la madera de la cual ya poco quedaba, toda parecia haberse consumido en la noche y no quedaba duda que pronto tendría que alimentarla con madera nueva, en los pocos minutos que faltaba para las 12, pronto necesitaria mas leña

1 comentario:

  1. que bonito relato.Me ha encantado,me gusta mucho como escribes.Un saludo!!!! :)

    ResponderEliminar

Algunas veces hay que decidirse entre una cosa a la que se está acostumbrado y otra que nos gustaría conocer(paulo cohelo) y a eso le sumo estarias dispuesto a cambiar de rumbo por unos minutos