Buscar este blog

sábado, 31 de diciembre de 2011

Amistad Inmortal: El Sello De La Hermandad.




31-12-2011

Estamos unidos de nuevo,
Con el lazo eterno de la amistad;
Celebrando los últimos minutos,
De este año que se va.
Oyendo la algarabía de esta nueva navidad.
Recuerdo el ano pasado que nunca podre olvidar,
Recuerdo aquel poema que hoy nos ha vuelto a juntar,
Y que refuerza cada minuto nuestra amistad.

Porque poetas somos, de sangre y hermanos de corazón,
Que el amor es oro, y de eso tenemos de los huesos al alma.
Porque poetas fuimos en vidas, y en años fuera de la razón,
Y poetas seremos, en este año nuevo que da desde todo rincón.
Y en nuestra sangre esta esa marca que se renueva;
La que inspira junto a millones de versos,
El caminar acertado de nuestras vidas,
Que aunque distantes, siempre están juntas en un hilo infinito.

Viendo la noche iluminada por luces de colores,
Me hace pensar que lo que se construye en amistad,
Nunca puede olvidarse tan fácilmente.
Porque no importa el obstáculo,
Lo verdadero siempre construye su propio camino.
No bastará porque existe hermandad,
Y nada la podrá quebrar.
Porque tiene el sello de calidad
Que la hace inmortal.

Nos persiguen los recuerdos,
En este ano que ya sin decir adiós se va;
Nos persigue los fantasmas de un error,
Pero como lienzo nuevo viene el año nuevo.
Y quien más, que el amor que nos une,
No importa lo que dejo el año viejo;
Porque detrás de un reloj la luz se luce,
Y para el próximo año habrá vino nuevo.

Es solo ese inmortal sello,
El que nos permite continuar;
Porque nuestras plumas hoy se juntan,
Para dejar un recuerdo, 
Plasmado en el lienzo de la vida.
El que sin dudas o recelos,
Nos hace pensar que más allá de la frontera,
Podemos encontrar un hogar.

Se juntan hoy como así está escrito.
Y se juntaran cada año,
Con la misma intensidad,
Como el primer día;
Porque no habrá pasado que quede.
Y el presente es nuestro ser,
Sin esperar nada más que la inspiración de la amistad.
Que el futuro está en nuestra verdad,
Y contra todo y todos, nadie la podrá derribar.

Y cada respiro será un poema....
Cada anhelo una frase,
Cada día una esperanza,
Que vivirá eternamente,
En cada uno de nuestros corazones.
Y así sellamos este año...
Con nuestras palabras de sentimiento,
Con el amor más puro,
Sagrado y bendito.
En las líneas de oro,
De un poema...

Siempre presente,
Aunque estemos lejos.

Autores:
Cristian Hernàndez
Yuni Sanchez,
 Luis Cabrè

Leña ^.^




el fuego crepitaba como si nunca fueran a desaparecer las llamas, subía y bajaba, cambiaba de rojo a naranja,  bailaba como nunca entre los troncos que le servían de alimento, mientras yo lo  veía bailar el mismo vals una y otra vez sin cansarme, como si hubiera algo de hiptonico en su baile,  mientras pensaba en el que se iba y el que estaba por llegar, cuantas cosas había vivido con el, cuantas cosas aun me faltaban por hacer. 
- recuerdas que hace un par de meses aun tenia miedo de  aquel escritorio?- le dije de pronto antes de que tomara sus maletas
- recuerdo que despues te animaste y lo superaste...ahora no te despegas de el, has creado mundos con en ese escritorio junto a los hijos de esa hoja blanca que empezo siendo tu mayor desafio- respondio sin moverse de su sitio
- tambien recuerdas la historia de esa pintura que adorna la chimenea- le dije entre sonrisas, pues el recuerdo que me suscitaba me daba gran alegria
- recuerdo que viajaste a aquel pais que tanto te facinaba, lograste una de esas metas que tanto deseabas, recuerdo que cuando lo compraste no te llevaste mucho de opinon, pero al final conociste los frutos de llevarte de tu intucion...conociste a alguien que te brindo tantas sonrisas como recuerdos ..supongo que aunque pagaste demasiado por el al final valio la pena no es asi?- me dijo acomodandose el gaban y dirigiendose a la puerta.

- no te vayas todabia...aun tengo cosas para recordar- le dije sentandome en el sillon, tratando de esconderle tras mi sonrisas el pesar que me daba el tener que verlo partir
- no te entristesca- dijo mientras se me acercaba, tomaba mis manos entre las suyas y me miraba con tanta ternura como puede sentir un padre- ya veraz que cuando regrese podremos hacer muchas mas cosas, sin embargo la 12 se acerca y yo tengo que irme...sabes que si me quedo no podras continuar la historia que empezaste en aquel viaje, no podrás visitar otro lugar, tampoco podras comprar otro cuadro, no podrás cumplir otra meta, quedaras suspendida en el tiempo de las cosas que jamas harás, pues a mi me busca un enemigo peligroso del que ni tu ni yo nos libraremos jamas, pero el que nos busca  a ti te permite  mas tiempo de a mi, nos veremos otra vez, solo que hasta ahora mi tiempo se acabo.

faltaban solo minutos para que el reloj marcara las 12, solo minutos desde que se había marchado y salido por la puerta, cuando escuche  al mundo entero proclamar la algarabía del ano nuevo,  el nuevo comienzo, un nuevo lienzo , nuevas hojas, nuevos libros, la continuacion de mi historia, muchas cosas habían pasado ya, y por ellas tanta alegría sentia al mirar atras, las que no recordaba con el mismo gusto, podia verlas desde lejos como un escala mas, situaciones que me habían ayudado a crecer y a llegar a donde me encontraba, desde mi ventana, por donde brillaba el brillo de los fuegos artificiales, que cubría el cielo negro y desolador con destellos de colores,  recordaba mis errores de aquel ano  con el mismo orgullo  que mis aciertos, recordaba a las personas que tanto me habian lastimado como a las que me habian dado  tantas sonrisas con la misma intesidad,  recordaba mis viajes de aqui para allá, alla para aca,  cerca y lejos, con tanta anoranza como siempre que los recordaba,  y justamente los mismo motivos que me hacian mirar hacia atraz, me daban fuerzas para continuar y emocionarme por las cosas que aun podian pasar.

el fuego seguia su vals, siempre arriba, siempre abajo,  primero rojo, luego talvez naranja, alimentandose sin piedad de la madera de la cual ya poco quedaba, toda parecia haberse consumido en la noche y no quedaba duda que pronto tendría que alimentarla con madera nueva, en los pocos minutos que faltaba para las 12, pronto necesitaria mas leña

viernes, 16 de diciembre de 2011

al FINAL


-         - Ven sigueme no estamos tan lejos….si me sigues podremos llegar
-          -Por que lo dices?- mi voz sonaba temblorosa y débil pero aun asi ya no tenia mas miedo a morir
-          -Solo se que si nos rendimos simplemente no llegaremos a ninguna parte
-          -Te equivocas  cuando mueres te vas al cielo o al infierno- le replique sin soltarme de su mano.
-          -El cielo es solo para los luchadores…el infierno es para los cobardes…. Y si te rindes no eres un cobarde?- me dijo apretándome  la mano con suavidad  y haciéndome avanzar si había algo que Elizabet no tenia era miedo a continuar…la soledad la falta de esperanza  a eso si que les temia…esas son las únicas cosas que te pueden  hacer retroceder y pensar que nada tiene sentido me decía en ocasiones
-          -¿Hermana a donde me llevas?
-          -No sé a dónde vamos solo sé que si nos quedamos la lucha estará perdida

Seguimos caminando, caminamos entre arboles altos y bajos, entre montaña y llanura, entre lagos, lagunas, pantanos y rios , caminamos mucho y descansamos poco, recuerdo ahora que en  aquellos días mis pies tenían solo 7 anos y estaban tan cansados que solo querían dormir, pero los pies de mi hermana mas mayores que los mios de unos 15 talvez aun seguían caminando, y mientras lo suyos avanzaban los mios no se quedaban atrás.
Llegamos después de mucho caminar  y matar al tiempo con mis preguntas inagotables…a veces las preguntas  pueden ahuyentar al tiempo y hacerlo avanzar con mas rapidez aunque siempre y eso nunca debes olvidarlo el se ira tan rápido como lo desee.
Llegamos entonces a una pequeña aldea, tan pequeña era que podíamos ver todos los edificios importantes centrados uno al lado del otro en la pequeña plaza municipal, todo el mundo parecia inmerso en su mundo, ocupado en sus propios asuntos, y a nadie le importo el par de nuevas huérfanas que buscaban comida, o eso pensé hasta que un joven se nos acerco, vestido con modestia pero con pulcritud nos saludo y nos regalo una manzana de la cesta que cargaba su pequeña hermana, incluso mas pequeña yo, me sorprendi al ver sus pies, calzados como estaban podía imaginármelos dormidos y descansados como no podían estar los mios.

Nos sonrio y eso animo a mi hermana a pedirle algo mas que una manzana, el le sonrio de nuevo y le hizo senas para que lo siguiéramos, no dimos muchas vueltas pues como dije era un pueblo pequeño  y a los pocos minutos encontramos una casa  no muy pequeña no demasiado grande tan aterradora por fuera como acogedora era por dentro, el muchacho que en aquellos tiempos debía tener unos 19 anos  nos introdujo en la cocina y le pidió a la cocinera , tan ocupada estaba en su guiso que no se paro a ver quien entraba que nos diera un trapo para lavarnos la cara, ella lo hizo casi sin vernos y nosotras se lo agradecimos, estábamos tan sucias como un par de salvajes y tan mudas como las paredes decadentes de la casa. Ya mas limpias y presentables solo a medias el joven entro de nuevo a la cocina y tomo a mi hermana de la mano, a mi me acomodo en una silla y puso en mis manos otra manzana que no tarde en devorar, había entendido el mensaje, debía esperar.

No supe que paso en esos minutos en los que mi hermana desapareció tras el joven lo unico que se es que después de aquel dia jamás volvi a preguntarle ¿ hermana a donde me llevas?
FENIXLIT

jueves, 1 de diciembre de 2011

OCUPADA


 por ahi me dijeron que no importa cuan ocupado estes siempre encuentras el tiempo para decirle a los otros lo muy ocupada que estas, y entonces recorde, no sera para siempre, despues de todo por ahi se acercan las esperadadas navidades, la esperada navidad, las esperadas fiesta, la fiesta esperada, los regalos sin sentido , los sin sentidos para dar regalos, y entonces me pare del escritorio y decidi llamarte, pero no tomabas el telefono era probable que estuvieras tan ocupado como yo, era probable que el silencio solamente estuviera rondandome a mi en mi interior, pero simplemente no podia pasar otro minuto sin decirtelo, tenia que hablar contigo.

tome entonces mi abrigo, sali a la calle tan llena de gente como es costumbre en navidad, sali y recorri todo lugar que pense que te podria encontrar por casualidad, llegue a tu casa y tu madre me dijo que no estabas, simplemente no supe que hacer tenia que decirtelo, y no te encontraba por ninguna parte, tu madre talvez viendo mi desepcion, tal vez tan solo por compasion o por no tenerme parada en su puerta sin nada que decir, me dijo que le habias dicho que estarias alli, intente preguntarle donde quedaba eso pues en mi mapa un lugar llamado asi no figuraba.

camine por el parque un par de minutos, camine por la acera y de vuelta a mi casa,  di un millon de vueltas pensando donde quedaba, mientras mis deberes se amontonaban en el escritorio pidiendome a gritos que los terminara,  entonces recorde porque no lo sabia, el silencio que me rondaba no me habia dado oportunidad de descubrirlo, mi silencio imaginario simplemnte no me habia dejado escucharlo cuando tu me lo habias dicho.

como ya simplemente no podia seguir dando circulos en mi habitacion, pues la alfombra ya empezaba a enojarse con mis pies, volvi a tomar mi abrigo y decidi dar una de esas caminatas filosoficas que algun amigo me habia aconsejado, me puse bien mis botas mi gorro para el frio y mi abrigo que hiba siempre conmigo en aquellas epocas. sali y dirigi mis pasos hacia el parque, entonces te vi, escondido alli, a la vista del mundo entero menos para mi, en el pequeno kiosko en el que no se me habia ocurrido buscar horas atras, en el que hablabas muy sonriente con alguien que no lograba recordar.

- hola- dije calmada pero algo avergonzada por sentirme tan intrusa
- hola!!- dijiste sorprendido -  que haces a fuera a esta hora?
- yoo...tenia algo que hacer
- otra cosa mas entre las otras?- y agrego una sonrisa, entonces me vio mirar a su acompanante, una joven vestida con lo que la epoca exige, protegida por un abrigo rosa y sonriente igual que el- ooo...disculpame...ella es mi companera...la del proyecto en el que eh estado trabajando- ella sonrio
- mucho gusto...mi nombre es Ameli...estoy aqui por que te he estado buscando -dije dirigiendome a el
- que es lo que sucede?- y entonces avanso hacia a mi y me senti menos intrusa 
- queria decirte....que por ahi vienen las vacaciones
te reiste, mas que nunca te vi reir, y lo gracioso de todo es que yo no pude evitar seguirte, se que lo hiciste porque ya sabias, yo solo queria que lo escucharas, y que tu risa ahuyentara asi al silencio que por dentro me rondaba
FENIXLIT.